viernes, 3 de julio de 2009

¿Cómo funciona una empresa de trabajo temporal?

¿Qué es una empresa de trabajo temporal? Es un negocio que ofrece a sus clientes un servicio especial. A través de una agencia, los clientes pueden contratar (para proyectos especiales o en caso de falta de empleados) personas que les ayuden el tiempo que sea necesario. Los empleados trabajan para la agencia y cuando terminan su trabajo, la agencia busca una nueva oportunidad y el empleado se va con otro cliente. Es un trabajo igual de prestigioso que los trabajos “normales” y además los empleados tienen la oportunidad de conocer diferentes empresas, trabajar en diferentes actividades, etc. De esta manera pueden aprender mucho más, incrementar rápidamente sus conocimientos y aumentar su valor profesional. Un cliente que utiliza una agencia de trabajo temporal puede obtener varias ventajas. No tiene que buscar por sí mismo a los empleados, la búsqueda es tarea de la agencia. La agencia está especializada en la búsqueda de profesionales y siempre encuentra a la persona adecuada. Además, cuando termina el proyecto no tiene que buscar nuevas responsabilidades para su empleado o despedirlo. Y por si fuera poco, la competencia entre las agencias es dura, entonces los costos para el cliente son bajos.

Base de datos

Para poder ofrecer un buen servicio a los clientes es importante tener una base de datos muy amplia y así satisfacer las solicitudes del cliente. Los datos están ordenados por tipo de empresa y empleos que ofertan. Además es importante tener recordatorios para llamar al cliente en caso de que te haya dicho en qué fecha probablemente tenga un proyecto y necesite un empleado de tu agencia.

La adquisición de clientes


Una vez que tienes la base de datos puedes empezar con tu adquisición de clientes. Eso normalmente significa que tu base de datos es vieja y que los números de teléfono no están actualizados. Si le preguntas a tu jefe si pueden comprar datos actualizados, te dice que no es necesario, es decir, cuesta dinero. Te aconseja actualizar los datos con el directorio telefónico. Feliz de que tu empresa te da todo el apoyo que necesitas, consultas el directorio telefónico. Entonces llamas a todos los teléfonos que encuentras y con esa información llenas tu base de datos.

La mayoría de las llamadas son de la siguiente manera: “Buenos días, habla el señor tal, de la agencia tal, quisiera preguntar si no podemos ayudarles con empleados profesionales. El cliente responde: “No tenemos interés en su servicio y tampoco en lo que nos ofrecen las otras agencias diario, por favor no nos vuelva a llamar”. Tú: “Quedo a sus órdenes, si no tienen ningún proyecto por el momento le voy a llamar en un mes. Que tenga un buen día”.

En tu base de datos escribes que el cliente por el momento no tiene ningún proyecto pero que puedes llamar de nuevo en un mes.

La tarea


El cliente te llama, te va a dar un proyecto interesante y tú puedes buscar al empleado adecuado para este trabajo. Tú apuntas las características y las necesidades del cliente: “Mañana necesito tres pintores, el trabajo dura un día, es un edificio industrial. Nuestros empleados ya pintaron los niveles bajos pero trabajar a gran altura es demasiado peligroso por eso necesitamos trabajadores temporales”.

Tú das gracias al cliente, le dices que no hay problema y que mañana los tres pintores estarán ahí. Ahora empiezas a pensar que contratar pintores temporales está prohibido por ley, pero parece que el cliente no lo sabe. El lugar donde está el edificio industrial está ubicado en medio de la nada y además no hay transporte público. Pero en realidad eso no importa porque ni siquiera tienes tres pintores. Además si los tuvieras, no los dejarías trabajar a una gran altura, ya que el análisis físico obligatorio por ley no se hace en tu empresa. Entonces, si uno de tus empleados se cae porque se siente mal por la altura, tú vas al juzgado. Por eso llamas a un compañero de otra oficina de tu misma empresa y le cuentas de la famosa tarea que recibiste de un buen cliente conocido. Le explicas a tu compañero que tienes muchos clientes y muchos proyectos por lo que te faltan empleados y por eso quieres pasar este proyecto a tu compañero favorito de trabajo. Le explicas las características del trabajo: “El cliente necesita tres personas que ayuden un poco a limpiar y recoger materiales en la construcción. La tarea dura mínimo una semana pero es probable que dure más. No tienen que trabajar a gran altura. Además me dijo el cliente que es fácil llegar al lugar de la construcción en transporte público”.

Tu compañero te responde que tiene solamente dos personas pero que son realmente torpes. Tú dices que la tarea es fácil y que no van a tener problemas. Después llamas al cliente y le dices que los tres pintores van a ir el día siguiente, que son de otra oficina pero que tu compañero te dijo que son sus mejores trabajadores.

Al día siguiente, a las nueve de la mañana suena el teléfono y te llama tu cliente malhumorado. Se queja de que los pintores llegaron tarde, de que son sólo dos y no tres y de que además no son pintores. Tú te disculpas y le explicas a tu cliente que la otra oficina de donde vienen los trabajadores normalmente ofrece buena calidad. Dices que dada esta situación, en el futuro tú vas a mandar a tus propios empleados para garantizar la alta calidad que es típica de tu oficina. Te disculpas nuevamente y le aseguras a tu cliente que mañana viene un pintor profesional. La tarde del día anterior habías buscado ya un pintor, lo contrataste, tiene coche propio y como va a trabajar solo en el proyecto, la tarea durará una semana. Tu nuevo empleado, el pintor piensa que tienes trabajo para el mínimo por 6 meses, ya que dijiste que siempre tienes muchos proyectos. Tú sabes que eso no es muy probable pero, por qué preocuparse por problemas futuros.

Un poco más tarde llamas a tu compañero de la otra oficina, le explicas que el cliente trató de contratar tres pintores por el precio de personas sin experiencia. Te disculpas y le dices que cuando notaste que el cliente no era honesto cancelaste la relación. Ahora, con todo lo que pasó, este cliente solamente quiere trabajar contigo.

El anuncio de trabajo


El anuncio de trabajo puede informar brevemente sobre la empresa que solicita personal sin tener que decir el nombre del negocio para proteger su privacidad. Además es importante escribir precisamente qué habilidades son necesarias. Así solamente las personas que tienen las habilidades adecuadas mandan su currículo y no pierden el tiempo mandando algo sin tener las aptitudes requeridas.
Los anuncios de empleo los escribes para llenar tu cartera de posibles trabajadores. Casi nunca tienes un proyecto actual de un cliente que busque a alguien, pero las personas que buscan empleo en tu agencia no lo saben. Cada mes tienes que variar un poco los textos, los datos y la ubicación de la empresa del cliente para que las personas no sepan que los anuncios casi siempre son fingidos. Es muy importante en caso de que realmente busques a alguien para un proyecto de un cliente, que las personas nunca sepan de que empresa se habla. Si pueden obtener esta información pueden mandar su currículo directamente al cliente y tú no ganas dinero.

La entrevista de trabajo


Después de recibir los currículos de los candidatos que respondieron al anuncio del trabajo tienes que leer todo e invitar a las personas que te han mandado las cartas menos raras. Primero te tienen que firmar que no quieren un reembolso de los costos por ir a tu agencia, lo cual es obligatorio pero, como ya sabes, tu empresa quiere ahorrar dinero. Por la misma razón prefieres recibir e-mails de los candidatos en lugar de cartas tradicionales porque también es obligatorio responder las cartas de los candidatos y, como sabes, tu empresa quiere ahorrar.
Cuando viene el candidato haces una entrevista que puede durar más de una hora pero a veces pasa que te gustaría despedirte del candidato después de 5 minutos porque es un tipo que no sabe nada pero que piensa que es el ombligo del mundo.

En la entrevista te interesan en realidad pocas cosas: cuáles son los conocimientos reales de tu candidato. Sus intereses o en qué dirección se quiere desarrollar no tiene importancia para ti, si hay un proyecto en la empresa de un cliente, el candidato tiene que funcionar desde el primer día. No hay tiempo para aprendizaje. Además le explicas al candidato que lo buscas para un proyecto especial que en realidad no existe, pero el candidato no sabe eso. Ya que es probable que tenga que cambiar a cada rato de empresa, es importante saber cuántos kilómetros puede recorrer para ir al trabajo. Mientras más flexible sea el candidato más valioso es para ti. Y lo más importante es la pregunta sobre el sueldo mínimo que desea recibir.

Al final de la entrevista le das las gracias al candidato, le dices que vas a presentar sus datos a la empresa y si es posible también a otras empresas y que quedas en contacto con él. Después guardas sus datos en la base de datos y esperas que algún día los puedas usar.

Creación del currículo para el cliente


Cuando un cliente busca realmente un empleado, empiezas a buscar en tu base de datos si no hay alguien que tenga por lo menos algunas de las características que busca tu cliente. Primero tienes que llamar al candidato para preguntar si todavía está disponible. Si está disponible, primero tienes que esperar hasta que termine de reclamarte que nunca volviste a llamarlo como le prometiste. Después le explicas que tus compañeros estuvieron enfermos por lo cual tuviste mucho trabajo y que solamente eres un ser humano que puede cometer errores y que es la primera vez que te pasa esto. Entonces le preguntas al candidato si se puede imaginar trabajando para un cliente específico y le explicas algunas características del trabajo. Luego modificas el currículo del candidato para que sus conocimientos coincidan con el perfil que busca el cliente. Después llamas al cliente y le dices que tuviste como 8 candidatos adecuados pero que vas a mandarle solamente los tres mejores. En realidad nada más tienes un candidato, pero más tarde le vas a explicar al cliente que los otros dos eran tan buenos que ya tienen un empleo.

El cálculo

El cálculo del precio para el cliente es un esquema matemático con muchas variables. Se tienen que considerar muchos factores: las habilidades del empleado, costos para llegar al cliente, costos de alimentación, costos internos de la agencia, costos fijos y costos variables. Es importante calcular bien para asegurar que todos los participantes están contentos. Solamente si el sueldo del empleado es conveniente y el precio que paga el cliente es adecuado, es probable que se establezca una relación profesional.
En otras palabras: pagarle al empleado poco y cobrarle al cliente un precio exorbitante. Esto funciona muy bien, nada más que el empleado nunca debe saber cuánto paga el cliente por el servicio de la agencia.

Conclusión

Cada empresa de trabajo temporal funciona de manera diferente y no se pueden generalizar sus métodos, pero no se puede olvidar que nadie regala nada y que la mayoría de las personas piensan primero en sí mismas. Una agencia de trabajo temporal es una empresa que quiere ganar dinero, mucho dinero...

5 comentarios:

Daniela dijo...

A mí me gustó la ironía que usaras en el texto, que además de realista ¡se quedó muy chistoso! Después de haber leído todo, me quedaré lejos de empresas de trabajos temporarios. Te congratulo, el texto está bonísimo.

Fernando dijo...

¡Vaya! ¡Y yo que caí más de una vez! Me has abierto los ojos Volker, de modo que tendré que encontrar un trabajo perpetuo y así no tener que pasar nuevamente por una agencia de colocación. Me rehuso firmemente a ser engañado de nuevo, ¡es horrible tener falsas espectativas! Y si algún día me encuentran en la calle, deben saber que sigo trabajando en el mismo lugar, a menos que me haya asociado con Volker y los dos seamos dueños de una agencia de colocación.

Christopher dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Christopher dijo...

¡Hola Volker!
Describiste la situación laboral en una empresa temporal con una mirada muy fina y como experto en este campo laboral. Sólo conozco estas empresas por los medios masivos que informen en reportajes sobre esta medida de la pólitica social en Alemania que a menudo es involuncrada en esta forma nueva de empleos, sin o con pocos derechos laborales. – ¡Un reportaje con humor británico que muestra que el manejo con la situación social en la crisis económica se pone ya – y cada día más - en una maliciosa sátira real! - ¡Un fabuloso reportaje documental!

Fires dijo...

Irónicamente estoy buscando información acerca de las ETT ya que quiero abrir una en mi ciudad jeje, y pues dejame aclarar que absolutamente no se le roba al trabajador, los que pagan más son los de la agencia que quiere contrarar, las ETT (también llamadas ATT) se encargan del pago de nómina y contabilidad de los empleados contratados, así como a facilitarle la vida a las empresas que necesitan empleados, y de ahí se cobra la comisión.


1) Las ETT’s cobran a los trabajadores y se quedan con parte de su salario. MENTIRA: El 100% de los ingresos de las ett’s s provienen del margen que le cobran a las empresas usuarias por sus servicios de externalización de determinadas funciones de RR.HH..

2) Si trabajas para un ETT, cobras menos que si te contratan directamente. MENTIRA: Las ETT’s pagan como mínimo lo que marca el Convenio Colectivo de la empresa usuaria. Es decir, lo mismo que si el trabajador fuese contratado directamente. Es verdad que no ganas antigüedad en la empresa usuaria, pero por contra disfrutas de una indemnización mayor (obligación exclusiva para las ETT’s).

Pero muy buena nota, la vdd me gustó la manera en la que redactaste!